Análisis

El mundo de las finanzas en 2025

El informe 'Crunch Time V' plantea las transformaciones que experimentarán las áreas de finanzas en los próximos siete años.

La automatización de procesos, la universalización de los algoritmos y la creación de nuevos puestos de trabajo impactan en las áreas financieras.

La disrupción digital está cambiando la sociedad tal como la conocemos a una velocidad vertiginosa. En las empresas los robots trabajan junto a los seres humanos fabricando coches, interactuando en los chats, ofreciendo servicios comerciales o diseñando dispositivos electrónicos.

La inteligencia artificial, las tecnologías cognitivas o Blockchain son sólo alguno de los disruptores más conocidos que también producen un gran impacto en las áreas financieras. Durante los próximos siete años, estas mismas tecnologías llegarán a las compañías con la promesa de hacer que las finanzas sean mejores, más rápidas y, probablemente, menos costosas. El trabajo que hacemos y cómo lo hacemos está en juego.

A pesar de que algunas organizaciones financieras líderes ya experimentan con estos disruptores, aún es pronto para evidenciar que existe un cambio transformacional escalable que impacte en el modelo y gestión de la compañía.

¿Cómo serán las finanzas en 2025?

1.      La naturaleza de las transacciones cambiará en el momento en que la automatización y el blockchain lleguen más lejos en las operaciones financieras. En los próximos años, los ERP basados en la nube, la automatización y la innovación cognitiva avanzarán a buen ritmo, creando oportunidades que simplifiquen radicalmente los procesos y liberen de trabajo a las personas. 

2.      El papel de las finanzas. La automatización de las operaciones financieras provocará que los profesionales del sector tengan que adaptar sus habilidades a medida que estas nuevas tecnologías impacten en sus puestos de trabajo.

3.      Ciclos financieros. Las finanzas operarán en tiempo real, por lo que los informes periódicos quedarán obsoletos. 

4.      El autoservicio se convertirá en la norma por excelencia. Sin embargo, la cultura del autoservicio tendrá que ir acompañada de un buen servicio que permita que la experiencia del cliente sea excelente.

5.      Modelos operativos. Aparecerán nuevos modelos de prestación de servicios a medida que los robots y los algoritmos se unan a una fuerza de trabajo financiero más diversa.

6.      Planificación de recursos empresariales. Las aplicaciones financieras y los microservicios desafían a los ERP tradicionales. 

7.      Datos. La proliferación de APIs impulsará la estandarización de datos.

8.      Fuerza laboral y lugar de trabajo. La disrupción de estas tecnologías provoca una rápida evolución de los perfiles y habilidades requeridas en finanzas. Perfiles como los data scientists y business analysts han transformado puestos de trabajo de muchas organizaciones. 

En este contexto, la capacidad de anticipación y la visión estratégica de la compañía permitirán a los CFOs crear una ruta clara para adaptar las finanzas al entorno digital.

Lo que es seguro es que la tendencia hacia la automatización de procesos se acelerará en los próximos siete años, por lo que las organizaciones deben estar listas para ofrecer unos servicios e información financiera capaces de seguir generando valor a la compañía.

¿Encontró útil este contenido?

Temas relacionados