${title}

Es hora que Sudamérica cambie la forma en que planea su futuro económico.


A menos que el mundo se una para descarbonizarse, las emisiones de carbono y las temperaturas continuarán aumentando, y una economía cada vez más dañada por el clima se convertirá en la nueva normalidad, dejando a Suramérica como una de las regiones más afectadas de la tierra. Pero hay un camino alternativo.


Comprometerse plenamente con un futuro descarbonizado crearía un punto de inflexión económico para Sudamérica


Para 2070, la región podría tener 2 millones de empleos más de los que tendría en un mundo dañado por el clima e intensivo en emisiones. El beneficio neto de la transición podría crecer al 1 por ciento del PIB en 2070, US $ 150 mil millones, un beneficio que podría aumentar con cada año subsiguiente. 


Transformar las economías de Sudamérica para crear un futuro NetZero requerirá un compromiso significativo de liderazgo, tiempo, recursos y coordinación. Pero esto ofrece un camino hacia un futuro próspero y de bajas emisiones. Este potencial futuro evita los peores impactos del cambio climático y crea un crecimiento económico sostenible a largo plazo para Sudamérica y el mundo.

${buttonText}

Report insight

Aspectos destacados de Sudamérica

${description}
${type1}

Planificación para el futuro económico de América del Sur

El costo de la inacción sobre el cambio climático

${type2}

La oportunidad para Sudamérica

Un futuro descarbonizado crearía un punto de inflexión para Sudamérica

${type3}

Es hora de actuar

Cuatro fases darán forma a nuestro futuro económico y climático

Sumérgete en los datos

${description}

Contáctanos

${description}
Ricardo Briggs

CEO & Regional Managing Partner

Christian Duran

Líder de EERM; Transformación y riesgos

David Falcón

Director Risk Advisory

${name4}

${role4}