Viviana Otero

Vive Deloitte

Descubre la historia de Viviana Otero

#DeloitteStories | La generosidad por bandera, tanto en la oficina como fuera.

Viviana se formó en Arquitectura Técnica, Ingeniería de Edificación y en Project Management y ahora es manager de Real Estate en Financial Advisory de Deloitte España. Puede parecer tener poca relación, pero el impacto que tienen los proyectos en los que se involucra, ponen en relieve el sentido que tiene que haya dado el salto a una Firma como Deloitte. Su huella va más allá de su trabajo diario, tanto que ha llegado hasta Perú, donde ha participado en la construcción de viviendas para las familias que más lo necesitaban. Pero también pasa por San Blas, donde va a repartir material escolar con frecuencia. Estos son solo algunos de los motivos por los que los profesionales de la Firma la eligieron entre casi 10.000 personas para la insignia de la generosidad.

Ojalá todas las empresas pudiesen hacer algo similar y llevar más acciones como estas a cabo.

¿Cómo es trabajar en Deloitte?

Deloitte es una Firma líder de servicios profesionales tanto en España como en el resto del mundo. Lo que te ofrece Deloitte es la oportunidad de desarrollarte, de ir haciendo tu carrera profesional y especializarte con el paso de los años en aquello que te propongas.

Esta Firma se define en dos palabras: aprendizaje y equipo, porque estás rodeada de grandes profesionales que siempre están dispuestos a ayudarte y que fuera de la oficina se convierten en amigos.

¿Cómo ha sido tu proceso de desarrollo?

Después de casi cinco años en Deloitte diría que he ganado en madurez y seguridad en mí misma. Yo antes trabajaba en una compañía con mucho más foco en la parte de arquitectura e ingeniería y me surgió la oportunidad de incorporarme a esta Firma como asociado y ahora mismo ocupo la posición de manager.

En un primer momento sí que fue un cambio radical porque venía de una empresa muy especializada a una empresa muy grande. A muchos de mis amigos sí que les llamaba la atención que en Deloitte pudiese prestar este tipo de servicio, pero creo que es un poco su clave: que va evolucionando constantemente, viendo nuevas oportunidades e incorporando nuevos equipos y servicios.

En este tiempo, profesionalmente también diría que una gran ventaja que tiene Deloitte es el plan de carrera. Te sientes acompañada en cada paso que vas dando, tanto por tus compañeros, socios, directores y managers, como por todo el plan de formación que lo acompaña. Todo ello te hace llegar a una posición u otra con unos skills que llegan antes de lo que te esperas.

Creo que estoy donde estoy -parte seguramente sea esfuerzo- por lo bien acompañada que he estado durante todo mi recorrido en Deloitte. Que confíen en ti, que te ayuden día a día, que apuesten por ti, etc. Ir asumiendo cada vez más responsabilidades de una forma muy natural hace que cada vez te sientas más cómoda.

Además, cuando tú te sientes tan cómoda en tu día a día, lo que te sale es hacer lo mismo con las nuevas incorporaciones. Siempre que ha entrado alguien nuevo a mi departamento, primero le explicas cómo se divide la Firma y a partir de ahí tratas de transmitir lo que han hecho en su día contigo. Y lo mejor, que según vas creciendo siguen acompañándote con programas como el de tutorías o Mentoring. Gracias a él, tengo un tutor y una mentora con el que compartir mis inquietudes profesionales y personales, que, gracias a su experiencia, me aconsejan sobre cómo enfocar las cosas en mi día a día.

¿Cómo son los proyectos en los que trabajas? ¿Y los equipos?

He trabajado en un montón de proyectos con compañeros de otras geografías. Eso es el día a día. Por supuesto también con otro tipo de líneas, otro tipo de formaciones, personas de diferentes edades, etc. Y para aprovechar esta diversidad, algo que me ha ayudado mucho es toda la formación que he recibido desde que entré.

Un proyecto que me hace especial ilusión es el de las certificaciones de accesibilidad. En concreto, ofrecemos el servicio de consultoría de certificación en accesibilidad que promueve que los edificios sean accesibles sin diferenciar la condición de cada persona. Considero que tendrá un gran impacto real para muchas personas, no sólo en las que tienen algún tipo de discapacidad, sino también para cualquiera de nosotros. Si el día de mañana nos rompemos una pierna, necesitamos llevar un carrito o acompañar a alguien que necesite que el entorno sea más accesible.

Has participado en el programa de verano solidario, formas parte del Comité de Acción social de Financial Advisory, entre otras cosas. ¿Cómo es vivir estas experiencias en Deloitte?

Igual que los servicios que ofrecemos son muy amplios, también tenemos un equipo muy amplio dedicado a estas iniciativas. No solo se promueven, sino que se valora muy positivamente que tengas este tipo de inquietudes.

Afortunadamente, he podido participar en el programa de vacaciones solidarias de Deloitte. Fue un verano inolvidable para mí, me impactó mucho. El programa consiste en ir tres semanas a un voluntariado a Perú. Allí estuvimos muy cerca de familias, niños y ancianos y tuvimos muy de cerca la pobreza real. Desde Deloitte se promovieron muchas iniciativas, una de ellas fue recaudar dinero y gracias a ellas pudimos construir casas para familias, participamos en programas de educación para los más jóvenes y acompañamos a personas mayores. Ahí pudimos ver de primera mano el impacto real que tiene nuestro granito de arena. Es un regalo que Deloitte nos haya dado esta oportunidad.

Esta es una iniciativa que Deloitte lleva desarrollando desde hace muchos años y la verdad que es admirable que una empresa como esta lleve a cabo estas iniciativas, pero esa no es la única. En el Comité de Acción Social de Financial Advisory se miden las necesidades reales en nuestro país para crear iniciativas que realmente ayuden a la gente que más lo necesita. Asimismo, cualquiera que tenga una inquietud puede proponerla.

Estas iniciativas hacen que estemos muy cerca de esas familias, no solo con ayudas económicas, sino yendo presencialmente, estando cerca de ellos y haciendo seguimiento después.

Lo que hace que esas iniciativas tengan el valor que tienen, es que se llevan a cabo durante todo el año. Somos unos auténticos privilegiados y me atrevería a decir que dado el gran número de profesionales que somos, con nuestro pequeño granito de arena, podemos hacer un impacto real. Ves que no solo haces una donación económica y te olvidas, sino que se trata de irle dando seguimiento e ir viendo cómo influye en la vida de esas personas esa ayuda. Ves en la mirada de la gente ese agradecimiento, en las madres, en los padres, etc. Te das cuenta que realmente les estás ayudando. Ojalá todas las empresas pudiesen hacer algo similar y llevar más acciones como estas a cabo.