Artículo

Cómo acceder a las ayudas del Plan de Recuperación

Tipología, requisitos y plazos de las convocatorias

Carlos Bofill, socio de Subvenciones e Incentivos de Deloitte Legal, explica todas las claves y la información más relevante sobre las convocatorias de ayudas enmarcadas en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia presentado por el Gobierno español.

La presidenta de la Comisión Europea, Úrsula von der Leyen, ha sido la encargada de comunicar la aprobación del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR) de España. El análisis de la Comisión ha concluido que el Plan establece una estructura adecuada para ser implementado con un sistema de control capaz de detectar y corregir las desviaciones y garantizar su seguimiento eficaz.

A partir de aquí, se ponen en marcha los mecanismos para movilizar en torno a 9.000 millones de euros de anticipo y ya solo queda pendiente que el Consejo Europeo ratifique la decisión, proceso en el que no se esperan sorpresas. Así pues, es inminente la publicación de convocatorias de ayudas. Los fondos que recibirá España entre 2021 y 2027 suponen 140.000 millones de euros, que se van a financiar con deuda pública europea. La mitad de estos fondos se canalizará como financiación en forma de subvención que debiéramos recibir entre 2021 y 2023.

Cómo acceder a las ayudas

Resulta relevante resaltar que existen dos canales principales para el acceso a los fondos. En primer lugar, la posibilidad de acceder vía concurrencia competitiva a programas de financiación que incorporarán un tramo no reembolsable o subvención a fondo perdido. Esta financiación podrá suponer entre un 15% y un 25% del presupuesto de los proyectos, lo que se denomina técnicamente intensidad de la ayuda, llegando al 50% en proyectos que contengan I+D. Dicha intensidad, por lo general, será más alta en PYMES que en grandes empresas. La competencia se espera intensa y es importante diseñar proyectos que se adecúen muy bien a los principios de las convocatorias y a lo que quiere apoyar la Administración para aumentar las probabilidades de su elegibilidad.

En segundo lugar, se podrá acceder a los fondos con ayudas directas no competitivas, cuyo acceso únicamente queda condicionado al cumplimiento de una serie de requisitos formales de índole técnico-administrativa para todas las empresas o autónomos que los soliciten hasta el agotamiento de los fondos. En este contexto, resulta crucial anticipar al máximo la preparación de toda la posible documentación técnica y económica relativa al proyecto objeto de la solicitud para que nos aseguremos de que llegamos a tiempo.

Interés por las ayudas

La intensa participación de las empresas en todas las Manifestaciones de Interés convocadas desde los diferentes Ministerios nos da una idea clara del elevado interés que han despertado las ayudas. Como ejemplos concretos podríamos mencionar la convocada por el Ministerio de Asuntos Económicos y de Transformación Digital con relación al mecanismo conocido como Digital Toolkit, tanto para las pymes beneficiarias como para las entidades que les pueden proveer de dichos servicios.

Similar ha sido la respuesta obtenida en las diferentes Manifestaciones de interés publicadas por el Ministerio de Transición y Reto Demográfico, destacando las ayudas que se prevén a la adquisición de vehículos eléctricos y la instalación de puntos de recargas, o las de mejora de la eficiencia energética de los edificios, que podrían suponer el rápido agotamiento de los fondos de la convocatoria y que determinadas empresas tengan que esperar a la apertura de la siguiente o acometer las inversiones sin ese apoyo. Finalmente, un mecanismo menos evidente, pero también muy interesante a tener en cuenta es el de las licitaciones.

La Administración, en sus diferentes estamentos y niveles, se quedará con una parte significativa de los fondos que vienen de Europa para transformarse y adaptarse a las últimas tendencias, con la finalidad de mejorar los servicios públicos. Para ejecutar sus propios planes, en muchos casos contará con entidades de apoyo que le ayuden al establecimiento de soluciones digitales para implementar su propia transformación digital.

Las Administraciones públicas han empezado a comunicar que las convocatorias se pondrán en marcha lo antes posible, algunas posiblemente ya en julio de 2021 y con pocas semanas para la presentación de las solicitudes.

La anticipación, clave en el acceso a las ayudas

Esto requiere que se intente anticipar en la medida de lo posible tanto el planteamiento estratégico de las inversiones empresariales a acometer, como toda la documentación necesaria para la tramitación, a fin de estar listos en la época de los trámites que podrían coincidir con el periodo vacacional de muchas empresas en la época estival. Los plazos desde la publicación de las convocatorias son usualmente ajustados, alrededor de cuatro semanas desde la fecha de convocatoria en las ayudas en concurrencia competitiva.

Sin embargo, la administración necesitará de varios meses para decidir cuáles serán los proyectos finalmente subvencionados. Es importante tener en cuenta que la subvención normalmente no llega en el momento de la aprobación, salvo que esté previsto algún anticipo, ya que los fondos se van liberando a medida que vamos ejecutando el proyecto.

En resumen, es importante entender las temáticas que la Administración, ya sea central o autonómica, quiere subvencionar, así como preparar con anticipación toda la documentación explicativa y justificativa del proyecto para aplicar en tiempo y forma. Generalmente, se obtendrá una subvención a fondo perdido entre un 10 y un 25% del total de la inversión, que se irá liberando a medida que ejecutemos el proyecto.

Artículo publicado el 5 de julio de 2021 en El Confidencial

Deloitte European Center for Recovery & Resilience

 

Volver al site