Artículo

Las claves del PERTE del vehículo eléctrico y conectado

Objetivos, retos y presupuestos del PERTE vec

Jordi Llidó, socio responsable de Manufacturing de Deloitte España, analiza en este vídeo los puntos más relevantes en relación con los objetivos, los retos de futuro y la financiación prevista para el PERTE del vehículo eléctrico y conectado.

El PERTE para el desarrollo del vehículo eléctrico y conectado es el primero de esta tipología de proyectos que ha sido promulgado por el Gobierno de España. El objetivo fundamental que persigue este primer PERTE es la creación de un ecosistema industrial que permita fabricar y desarrollar de manera integral el vehículo eléctrico y conectado en nuestro país. 

En este sentido, el PERTE del vehículo eléctrico y conectado debe garantizar la resiliencia de la industria del automóvil. Asimismo, también debe impulsar la inversión industrial en proyectos de innovación que posicionen a España como plataforma mundial en la producción de vehículos de emisiones cero de CO2 y en la fabricación de elementos clave para esos vehículos, como las baterías y el hidrógeno renovable.

Mecanismo de gobernanza del PERTE VEC

Para lograr su propósito, el PERTE del vehículo eléctrico se ha dotado de un mecanismo de gobernanza que se sustenta sobre la colaboración público-privada, a través de la creación de una Alianza para el vehículo eléctrico y conectado. Esta Alianza estará presidida por el titular del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo y en su estructura se integran los siguientes órganos:

  • El Grupo de Trabajo Interministerial.
  • La Mesa de la Automoción, en la que participan las Comunidades Autónomas, las principales asociaciones empresariales y los sindicatos.
     

Financiación del PERTE para el desarrollo del vehículo eléctrico y conectado

Para la articulación del PERTE, se ha establecido una dotación presupuestaria de más de 24.000 millones de euros para el periodo 2021-2023. Dentro de este presupuesto, la contribución del sector público será de 4.295 millones de euros y se completará con una inversión privada de 19.714 millones de euros.

Un PERTE para impulsar la colaboración y la movilidad del futuro

El PERTE del vehículo eléctrico incorpora muchos aspectos relativos a la conectividad entre sectores. Unos sectores que deberán colaborar y trabajar juntos con uno objetivo común: desarrollar la cadena de valor del vehículo eléctrico y conectado. Desde los fabricantes de automóviles, pasando por la cadena de suministro, los componentistas, la industria de la conectividad, las baterías eléctricas, los semiconductores y finalmente, la visión final del uso del dato y del sector de la venta de vehículos a través del plan MOVES.

Deloitte European Center for Recovery & Resilience

 

Volver al site