Tendencias de Marketing para 2021

Artículo

Tendencias de Marketing para 2021

Hoy en día el consumidor tiene grandes expectativas depositadas en las marcas. Entre ellas se incluyen un servicio de confianza, un propósito de marca que esté alineado con sus valores, y experiencias que les permitan actuar como co-creadores, en lugar de meros receptores de la visión de otra persona. En el entorno actual, esas expectativas se han incrementado. Las empresas que tienen éxito - en particular cuando se enfrentan a la interrupción mundial de los negocios, los modos de trabajo y la prestación de servicios - son aquellas que actúan con un propósito claro y definido.

Con el objetivo de conocer las nuevas tendencias de Marketing para el 2021,  hemos encuestado a 2.447 consumidores y 405 ejecutivos de diferentes compañías para entender cómo están adaptando sus estrategias al contexto actual.

De este análisis hemos extraído siete tendencias para el próximo año: propósito, agilidad, human experience, confianza, participación, fusión y talento. El informe  también incluye ejemplos reales para ayudar a las empresas a comprender estas tendencias.

7 claves para alcanzar el éxito en Marketing

Vivimos en una era de innovación tecnológica sin precedentes, pero una cosa permanece inmutable: lo humano. Poniendo lo humano a la vanguardia de nuestros entornos digitales, las marcas podrán gestionar con éxito su entorno empresarial, económico y social, logrando generar un impacto positivo y duradero.

Propósito: reafirmar el objetivo

A medida que los clientes se sienten cada vez más identificados con las marcas que representan sus valores, las empresas que actúen con un propósito claro y bien definido tendrán más probabilidades de éxito. Son capaces de responder más rápidamente en tiempos de incertidumbre al simplificar los procesos de decisión porque saben cómo invertir, cómo involucrar a sus empleados y cómo satisfacer las necesidades de sus grupos de interés.

Leer más >

 

Agilidad: acelerar procesos tecnológicos

El contexto actual ha puesto a prueba los modelos de negocio de una manera sin precedentes y ha dejado claro que la agilidad es crucial para el éxito de una organización. En este sentido, las tecnologías digitales pueden permitir que las empresas respondan de una manera más ágil cuando las cambiantes expectativas de los clientes chocan con las necesidades del mercado. Ahora es más importante que nunca acelerar -en lugar de reducir- la inversión en tecnología.

 

Participación: involucrar al consumidor

Los clientes están interactuando con las marcas más que nunca, desde una opinión de producto hasta la co-creación de contenidos. Las empresas deben pensar en los clientes de forma estratégica, como embajadores de marca y colaboradores para mejorar su tasa de interacción.

 

Human experience: humanizar el servicio

A medida que el mundo se vuelve más tecnológico y digital, la gente se limita a enviar un correo electrónico, un mensaje por redes sociales o a enviar un regalo por internet. Sin embargo, al profundizar en las necesidades de los clientes, los empleados y el resto de stakeholders, las empresas pueden crear herramientas, servicios y dispositivos que mejoren la vida de las personas.

 

Fusión: alianzas estratégicas

Las organizaciones pueden ofrecer un mejor servicio a sus clientes creando experiencias innovadoras a través de alianzas estratégicas e intersectoriales. La fusión representa el arte de reunir nuevas asociaciones empresariales, conocimiento de los clientes y plataformas digitales para crear ecosistemas que aborden las necesidades humanas de manera más holística.

 

Confianza: cumplir las promesas

Construir una relación de confianza lleva años, pero puede destruirse en solo unos segundos. La confianza se construye sobre la promesa de una marca y la entrega de su producto o servicio. Incluso en los tiempos más turbulentos, cuando la entrega cumple con las expectativas, las marcas construyen su confianza. Cuando la brecha entre la promesa y la entrega se dilata, la confianza se rompe y la reputación se resiente.

 

Talento: el activo más importante

A medida que la pandemia ha cambiado la forma de trabajar, las organizaciones se han centrado en hacer de su activo más valioso, su talento, una fuerza estratégica. Tecnologías como la Inteligencia Artificial (IA) liberan a los profesionales del marketing de la ejecución más táctica, dejándoles margen para innovar y generar ideas creativas.

Para más información visita: The Global Marketing Trends content hub

(Versión en inglés y castellano)